Articles

 

Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana

Volumen 67, núm. 3, 2015, p. 413-420

The origin of life from a paleontological perspective, a review

Catalina Gómez-Espinosa1,*, María Colín-García2, Alicia Negrón-Mendoza3

1 Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México, Circuito exterior S/N, Ciudad Universitaria, 04510 México, D.F., México.
2 Instituto de Geología, Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad Universitaria, 04510 México, D.F., México.
3 Instituto de Ciencias Nucleares, Universidad Nacional Autónoma de México, Circuito exterior S/N, Ciudad Universitaria, 04510 México, D.F., México.

* This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Resumen

Aunque no puede decirse con precisión cuando se originó la vida en el planeta hay evidencia de que ocurrió poco después de que la Tierra se enfrió, cuando las temperaturas permitieron la existencia de agua líquida y el desarrollo de la hidrosfera primitiva. El registro fósil aporta datos de que la vida existió mucho antes de los 3400 Ma. Para entender el origen de la vida se ha recurrido al estudio de trazas geoquímicas analizando la presencia de carbono orgánico y a la evidencia isotópica que sugieren actividad microbiana. La corteza litosférica más antigua, que data del Eoarqueano, se encuentra en la isla de Akilia y en el cinturón Isua Greenstone al suroeste de Groenlandia, pero el microfósil más antiguo proviene de pedernal de la Formación Strelley Pool en Pilbara, Australia, con una edad de 3430 Ma. En el campo de la Paleontología es necesario reevaluar los afloramientos del Eoarqueano y Paleoarqueano utilizando las nuevas tecnologías desde una perspectiva multidisciplinaria para aportar datos respecto a cuando ocurrió el origen de la vida.

Palabras clave: Microfósiles más antiguos, Eoarqueano, Paleoarqueano, vida antigua, biofirmas.