Articles

Análisis granulométrico de los sedimentos superficiales de la boca de Puerto Real, en La Laguna de Términos, Estado de Campeche*

http://dx.doi.org/10.18268/BSGM1979v40n1a1

Óscar Hugo Jiménez Salas**

*Tesis Profesional, Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura, E. S. I. A. Instituto Politécnico Nacional.
**Instituto Mexicano del Petróleo, Av. Cien Metros Núm. 152, México 14, D. F.

Resumen

El presente estudio se realizó en la Boca de Puerto Real, exactamente donde se unen el Golfo de México y la porción oriental de la Laguna de Términos, en el Estado de Campeche. Esta boca o entrada se caracteriza por tener un delta de flujo de marea en su parte lagunosa; es el rasgo más evidente de la predominancia del flujo de agua marina hacia el interior de la Laguna de Términos. En la Boca de Puerto Real los sedimentos, de diversos tamaños de grano, se encuentran sujetos a la acción hidrodinámica que se produce, principalmente, durante el constante flujo y reflujo de la marea. Las muestras colectadas, de sedimento superficial o de fondo, fueron representativas de la "población" que constituye ese medio ambiente mixto. Se trata de sedimento inconsolidado del Reciente, constituido, principalmente en los tamaños gruesos, por fragmentos de conchas provenientes del Golfo de México, y de partículas finas de procedencia generalmente lagunosa. Con base en el tamaño de los granos se obtuvo de las muestras su Promedio Gráfico (Mz), su Asimetría Gráfica Inclusiva (Sk1) su Curtosis Gráfica (KG) y, su Desviación Estándar Gráfica Inclusiva (σ1).

A partir de los anteriores parámetros estadísticos, se pudo observar que la "población" que constituye este medio de depósito responde con un desarrollo morfológico particular a los factores meteorológicos y oceanográficos, que intervienen en la sedimentación. También, resultaron tres "subpoblaciones" que corresponden cada una de ellas a la parte externa, media e interna de la boca. Así mismo, se relacionan con las áreas de erosión y de depósito, y permiten reconocer los rasgos batimétricos de la boca y sus costas. La distribución, superficial o de fondo, del sedimento concuerda con la morfología del delta de flujo de marea. Se concluye que es necesario considerar, más seriamente, el estudio de los medios ambientes sedimentarios actuales, principahnente los costeros, con base en los factores atmosféricos e hidrodinámicos y en los procesos de erosión, depósito y génesis que los regula, tanto en sus constituyentes como en su desarrollo morfológico-dinámico; y aprovechar en esta forma, los resultados en la interpretación de sus análogos antiguos: los paleoambientes.