Articles

BOLETÍN DE LA SOCIEDAD GEOLÓGICA MEXICANA, TOMO LV, NÚM. 1, 2002, P. 12-29

El sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende: Implicaciones en la deformación post-eocénica del centro de México

 

 

Susana Alicia Alaniz-Álvarez, Angel Francisco Nieto-Samaniego, Ma. Teresa Orozco-Esquivel, Luis F. Vassallo y Shunshan Xu

Universidad Nacional Autónoma de México, Centro de Geociencias, Campus Juriquilla, 76230 Querétaro, Qro. This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Resumen

El sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende (SFTMA) es una estructura mayor de rumbo NNW-SSE con más de 500 km de longitud y hasta 35 km de ancho. Constituye el límite entre bloques corticales con espesores de la corteza y topografía distintos. De norte a sur cruza tres provincias geológicas y de oeste a este forma parte del límite de las rocas volcano-sedimentarias mesozoicas. Se estudiaron la edad, cinemática y relación con el volcanismo de dos regiones a lo largo del SFTMA. Se muestra que a lo largo de la traza del SFTSMA, tanto en la Mesa Central como en la FVTM, es frecuente encontrar la intersección de dos y hasta tres sistemas de fallas normales, los cuales se activaron simultáneamente en los eventos principales de deformación registrados por la estratigrafía. Con el programa de cómputo Re-Activa, se estimó el potencial de reactivación de las fallas para los últimos dos eventos de deformación cenozoicos ocurridos en el centro de México. Las orientaciones de los sistemas de fallas Taxco-San Miguel de Allende (N-S), San Luis de la Paz-Salinas Hidalgo y falla del Bajío (NW-SE), y el sistema NE-SW fueron favorables para su reactivación en el caso de la deformación extensiva oligocénica. Para la deformación extensiva cuaternaria de la Faja Volcánica Transmexicana, la orientación de las fallas del SFTSMA es desfavorable para su reactivación; sin embargo se sabe que varias fallas de este sistema se han activado durante este evento. Se concluye que el SFTSMA es una zona de debilidad cortical y que su interacción cinemática con otros sistemas ha controlado el patrón de fallamiento resultante para cada evento de deformación cenozoico.