Articles

 

BOLETÍN DE LA SOCIEDAD GEOLÓGICA MEXICANA

Vol 64, Núm. 2, 2012, P.243-263

Cenozoic volcanism and extension in northwestern Mesa Central, Durango, México

Volcanismo cenozoico y extensión al noroeste de la Mesa Central, Durango, México

 Isidro Loza-Aguirre1, 2,*, Ángel F. Nieto-Samaniego1, Susana A. Alaniz-Álvarez1, Carlos Ortega-Obregón1

1Centro de Geociencias, Universidad Nacional Autónoma de México, Campus Juriquilla, Boulevard Juriquilla No. 3001, Juriquilla, Querétaro, México, CP 76230. * This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

2 Centro de Geociencias, Posgrado en Ciencias de la Tierra, Universidad Nacional Autónoma de México, Campus Juriquilla, Boulevard Juriquilla No. 3001, Juriquilla, Querétaro, México, CP 76230.

Resumen

La región de Santiago Papasquiaro está localizada en el noroeste de la Mesa Central y está caracterizada por litología terciaria de la Sierra Madre Occidental. Mediante la cartografía geológica del área y la realización de fechamientos isotópicos por el método U-Pb de ablación láser en circones se reconocieron tres grupos litoestratigráficos. Estos incluyen: (1) rocas volcánicas félsicas del Eoceno temprano, que consiste de la ignimbrita Antigua [51.75 +0.35/-0.45 Ma]; (2) rocas volcánicas félsicas a intermedias del Eoceno tardío-Oligoceno temprano, que incluye a la ignimbrita Altamira [38.7 ± 1.0 Ma], la andesita El Cazadero [edades de 37.2 +0.30/-0.40 Ma y 35.95 +0.45/-0.5 Ma], una intrusión diorítica, la riolita Venadita, la ignimbrita Puente Negro [34.0 +0.50/-0.70 Ma], la ignimbrita Los Fresnos y la ignimbrita Balín [33.2 +0.50/-0.20 Ma]; y (3) rocas sedimentarias continentales y volcánicas máficas del Oligoceno tardío-Cuaternario que comprenden a la formación Santiago, basaltos equivalentes a la Formación Metates y sedimentos continentales no consolidados del Neógeno-Cuaternario. En la zona de estudio el pulso volcánico más importante de la provincia volcánica de la Sierra Madre Occidental corresponde al segundo grupo, que duró ca. 5 Ma. Las rocas más antiguas están representadas por un afloramiento de la ignimbrita Antigua, y las unidades más jóvenes son principalmente sedimentos clásticos continentales intercalados con esporádicas rocas volcánicas máficas alcalinas, que registran un cambio importante en el régimen tectónico. La extensión que comenzó en el Eoceno tardío-Oligoceno basculó gradualmente a la secuencia volcánica del Eoceno tardío-Oligoceno temprano y formó al semigraben de Santiago Papasquiaro de rumbo NNW, que es la estructura más septentrional, y primera en desarrollarse del graben de Río Chico-Otinapa. La actividad en las fallas de rumbo NW del Sistema de fallas San Luis-Tepehuanes fue sincrónica con el desarrollo del semigraben de Santiago Papasquiaro. La deformación se propagó gradualmente hacia el Sur, desarrollándose el graben de Río Chico-Otinapa de rumbo NNW durante el Mioceno temprano-medio, y hacia el Este-Sureste en el graben de Santiaguillo. La deformación menor extensional reciente acomodada por fallas de rumbo NE, estuvo relacionada probablemente con la actividad sísmica en la zona de Nuevo Ideal, 40 km al sureste del área de estudio.

Palabras clave: Cenozoico, Estratigrafía, Extensión, Mesa Central, Sierra Madre Occidental, sistema de graben.